Clínica villalain. Bruxismo en niños

BRUXISMO EN NIÑOS

BRUXISMO EN NIÑOS 768 512 admin

A menudo acuden a nuestra clínica dental en Avilés padres preocupados porque sus hijos rechinan los dientes por la noche. Por este motivo, en el post de hoy trataremos el tema del bruxismo infantil y os daremos algunos consejos para tener en cuenta.

Antes haremos un pequeño repaso sobre el bruxismo, recordando que es un hábito involuntario que consiste en apretar o rechinar los dientes unos contra otros, sin un objetivo final y con una intensidad variable. Existen dos tipos de bruxismo, nocturno y diurno.

Tipos de bruxismo

El primero suele ser involuntario, lo hacemos de manera inconsciente mientras dormimos, y el segundo es un hábito más común en bruxismos intensos.

La prevalencia de esta enfermedad en niños corresponde a un 20-30% de los casos.

La edad crítica es entre los siete y los diez años, correspondiendo con el periodo de dentición mixta. Tiende a disminuir a medida que se va terminando el recambio dentario y se va estableciendo un patrón oclusal más estable. Esto sucede cuando se finaliza la erupción de los dientes definitivos.

Los padres suelen diagnosticar por el ruido que hacen los niños al dormir y friccionar los dientes. Es un sonido muy característico que pone en alerta ya que suele ocurrir en repetidas ocasiones y se acompaña de desgaste de las superficies dentarias.

En ocasiones, si el bruxismo es muy severo, además de desgaste dentario puede venir acompañado de problemas funcionales como la limitación de apertura al abrir la boca o dolor orofacial o cervical.

Origen del bruxismo en niños

En los niños, el origen depende de muchos factores, pero los más comunes son las maloclusiones o la mala posición de los dientes, trastornos respiratorios del sueño, la calidad del sueño, stress, problemas posturales, trastornos como el autismo, síndrome de Down o parálisis cerebral.

Sabiendo diferenciar bien cuál es el problema principal, el tratamiento variará, desde simplemente realizar observación, si los desgastes no son muy acentuados y no presentan otros problemas funcionales como dolor de la articulación o dentario hasta la colocación de aparatos oclusales durante el sueño, ortodoncia en caso de que el problema principal sea una maloclusión, terapia psicológica para ayudar a disminuir el nivel de stress, tratamiento quirúrgico si la causa es una obstrucción respiratoria o fisioterapia para la corrección postural.

De manera general, en adultos, siempre proporcionamos unas pautas e indicaciones clave a nuestros pacientes bruxistas, como son la fisioterapia, el control del stress, evitar hábitos nocivos que empeoren la situación (como por ejemplo los chicles, comer cosas muy duras, etc).

Además de todo esto hay casos que pueden precisar la realización de una férula de descarga e incluso de medicación coadyuvante como relajantes musculares.

En definitiva, lo más importante en los niños es el correcto diagnóstico, para tratar de manera multifactorial las causas. Por esta razón te recomendamos observar las conductas y hábitos de tus niños y no dudar en acudir a revisión en caso de notar algún signo de alerta.

Doctora Lucía Villalaín
Artículo creado por la DRA. LUCÍA VILLALAÍN