Clínica Dental Villalaín. Necrosis pulpar

Necrosis pulpar. ¿Qué es? ¿Cómo se origina? cuáles son sus síntomas? ¿Cómo se detecta y cómo se trata?

Necrosis pulpar. ¿Qué es? ¿Cómo se origina? cuáles son sus síntomas? ¿Cómo se detecta y cómo se trata? 768 512 admin

Necrosis pulpar: ¿Qué es? ¿Cómo se origina? cuáles son sus síntomas? ¿Cómo se detecta y cómo se trata?.  Clínica dental en Avilés.

La pulpa dental ocupa la parte central e interna del diente y está formada por nervios y vasos sanguíneos. Si el esmalte y la dentina están intactos, protegen a la pulpa. Cuando esto no es así, los microorganismos o sus productos se diseminan y progresan hacia el interior del diente en dirección a la pulpa. En respuesta a esta agresión se desarrolla un proceso inflamatorio.

¿Qué es la necrosis pulpar?

La necrosis pulpar es una patología que se origina por una inflamación continuada en la pulpa del diente, generalmente causada por caries sin tratar o fuertes traumatismos. Si no es detectada y tratada a tiempo, desemboca en la muerte total o parcial de estos tejidos (necrosis pulpar) y se desarrolla una infección bacteriana.

La muerte de la pulpa supone la ausencia de sintomatología frente a estímulos. Sin embargo, en las etapas anteriores, generalmente el diente suele mostrar una hipersensibilidad a alimentos o bebidas frías, calientes o dulces. Con el paso del tiempo, puede exteriorizarse mediante la aparición de periodontitis, un flemón o un absceso y en ocasiones, puede producirse incluso un cambio de coloración en el diente.

Diagnóstico de necrosis pulpar

El diagnóstico se realiza mediante un examen clínico y radiológico. Es de vital importancia establecer un diagnóstico precoz. La intervención del profesional en el momento justo y con el procedimiento adecuado será determinante para detener el proceso de destrucción inicial del diente y mantener la integridad de la pulpa. Cuando esto ya no es posible, se debe intervenir directamente en la pulpa del diente mediante una endodoncia. En ocasiones, cuando la destrucción es muy severa y no es posible la restauración del diente no quedaría más remedio que su extracción.

Para evitar esta situación siempre recomendamos a nuestros pacientes que acudan a sus revisiones periódicas cada 6 meses. No dudes en acudir a nosotros ante cualquier signo de alerta para realizar una valoración profesional.

Artículo creado por la DRA. PATRICIA PÉREZ