HIGIENE DENTAL. CLÍNICA DENTAL EN AVILÉS

HIGIENE DENTAL. TOMA NOTA

HIGIENE DENTAL. TOMA NOTA 768 511 admin

Consejos de higiene dental. Dentistas en Avilés.

A menudo en nuestra clínica dental de Avilés nos preguntáis por las técnicas de higiene a seguir en el día a día. Además de la destreza y de un buen cepillo (que debe cumplir los requisitos de ser medio o blando) es importante saber cuáles son los dentífricos recomendados, cuáles no y saber sobre la necesidad de los colutorios.

En el post de hoy haremos un pequeño resumen para recordarlo todo y no perdernos ni un detalle.


Enjuagues bucales

  • Requisito fundamental: no deben contener alcohol.
  • Deben estar debida y científicamente comprobados.
  • Es importante no utilizarlos en exceso.
  • Que no contengan sustancias ácidas o abrasivas para el esmalte.
  • Algunos colutorios, sobre todo los utilizados en periodoncia pueden contener clorhexidina, un antiséptico muy eficaz que sólo debe utilizarse bajo prescripción del odontólogo y durante un periodo limitado de tiempo.
  • Son recomendables los que contengan cetil piridinio, compuesto que se ha relacionado positivamente en la reducción de la carga viral del COVID 19.


Pastas dentífricas

  • Requisito fundamental: deben contener al menos 1.000 ppm de ion flúor.
  • Recordamos que desde la salida del primer diente, es la dosis de flúor recomendada por la Sociedad Española de pediatría.
  • No es necesario cubrir toda la superficie del cepillo con pasta para garantizar una correcta limpieza.
  • Basta con un tercio de la superficie del cabezal para higienizar de forma adecuada.
  • La cantidad va en aumento a medida que los niños crecen, siendo al principio recomendable dar una gotita del tamaño de un grano de arroz e ir incrementando hasta el tamaño de una lenteja y de un garbanzo según la edad.
  • No se recomiendan las pastas abrasivas que contengan fragmentos o partículas duras que desepitelicen la mucosa.
  • No deben llevar sustancias perjudiciales como el carbón activado.


Cepillos de dientes

  • Manuales o eléctricos reciprocantes, de movimientos circulares mejor que sónicos vibratorios.
  • El cabezal siempre debe ser suave o medio delicado con la encía.
  • Los cabezales siempre se cambian como máximo cada 3 meses.
  • Deben estar aprobados y testados científicamente.
  • Los cepillos manuales han de comprarse en farmacia para garantizar el apartado anterior.
  • Los cepillos eléctricos deben de llevar garantía y resguardos oficiales acreditados.
  • Deben lavarse correctamente después de cada uso y a ser posible deben guardarse secos y no húmedos.
  • No deben de guardarse en vasos con el resto de cepillos de la familia para evitar el paso de bacterias de uno a otro.

Además, no debemos olvidar utilizar de manera continuada la seda o cinta dental, fluoradas al ser posible y testadas farmacéuticamente. También podemos utilizar de manera adicional los cepillos interdentales y el irrigador.

Doctora Lucía Villalaín
Artículo creado por la DRA. LUCÍA VILLALAÍN