9
por si acaso
t1
Iconos 11

Diagnostico de enfermedades periodontales

Para el correcto diagnóstico de la enfermedad periodontal se realiza un estudio que consiste en medir la profundidad de sondaje, índice de sangrado, recesión y pérdida de inserción clínica, que se recogen en un programa computerizado y pasan a formar parte del historial digital del paciente.

En Clínica Villalaín contamos con la tecnología más innovadora para la realización de esta prueba diagnóstica como es la Sonda Florida.

Es un sistema de sondaje manual computerizado, es decir, se trata de un instrumento que mide la distancia entre la encía y el hueso para valorar el soporte y la pérdida de inserción clínica de los dientes.

¿Cómo es el proceso?

Es un proceso sencillo mediante el cual recogemos una serie de datos muy útiles para el diagnóstico y el correcto tratamiento de las enfermedades periodontales o de las encías, como la profundidad de sondaje o de bolsa, recesiones, índice de sangrado y la pérdida de inserción clínica.

Tras la realización del tratamiento periodontal, pasadas cinco semanas, realizamos una reevaluación con esta sonda para poder comprobar la mejoría de las bolsas periodontales.

Este estudio se guarda automáticamente junto con el historial médico de cada paciente, permitiéndonos tener un seguimiento a largo plazo de la evolución de dichas enfermedades.

Además de evaluar la profundidad de sondaje, la pérdida de inserción ósea y el sangrado, es importante conocer cuáles son las bacterias implicadas en el proceso periodontal, ya que de su correcta eliminación dependerá el éxito del tratamiento. De esta manera también contamos con una serie de pruebas complementarias como son la realización de estudios microbiológicos y PCRS. Para ello trabajamos en conjunto con el Laboratorio Origen.

Existen dos tipos de estudios microbiológicos periodontales:

  • Cualitativo: es un estudio microbiológico de detección de 6 bacterias periodontopatógenas.
  • Cuantitativo: igual que el anterior, pero además informa de la cantidad de bacterias presentes en la muestra.

Saber cuáles son las bacterias periodontopatógenas presentes en cada paciente permitirá realizar un mejor diagnóstico y que el paciente tenga mejor pronóstico de la enfermedad.

La presencia de bacterias exógenas como A. actinomycetemcomitans y P. gingivalis suelen indicar un mayor riesgo a padecer formas más severas de enfermedad periodontal si no se eliminan correctamente.

También bacterias, como T. forsythia, P. intermedia o T. denticola pueden ser las responsables del inicio de la enfermedad, por lo que es muy importante realizar un estudio microbiológico lo más completo posible.

En función de los resultados obtenidos y de la información incluida en el formulario de estudio se recomendará el uso de un determinado antibiótico si fuera necesario.

El antibiótico se debe administrar junto con el tratamiento mecánico, ya que es necesario romper los biofilms en los que se encuentran las bacterias para que el fármaco pueda penetrar y realizar su efecto.

Es muy importante tratar lo antes posible este tipo de patologías ya que su evolución conlleva una destrucción del hueso que soporta los dientes. Por eso, es fundamental que se deje asesorar por nosotros.