41 1
9
52
36

Carillas

Las carillas son unas láminas ligeras (desde 0,3 mm de espesor) que se adhieren a la parte frontal del diente solucionando problemas estéticos de forma, tamaño o color. Nos permiten  lograr una sonrisa más armónica, agradable y natural de una forma rápida, indolora y mínimamente invasiva. En general, todos los tratamientos con carillas son rápidos, poco invasivos e indoloros.

Su duración depende del material que elijamos, pero también de los cuidados del propio paciente. Recomendamos seguir las indicaciones del especialista para asegurar su eficacia y durabilidad. Existen varios tipos de carillas, siendo las más utilizadas las carillas de porcelana o cerámica y las carillas de composite. Ambas ofrecen una solución a problemas estéticos como pueden ser:

  • Diastemas o separación entre los dientes.
  • Manchas por tetraciclinas, hipoplasias o lesiones del esmalte que no se solucionan con un blanqueamiento.
  • Formas irregulares o antiestéticas susceptibles de mejorar.
  • Fracturas o traumatismos dentales.

¿Qué tipos de carillas tratamos en nuestra clínica?

Carillas de porcelana cerámica

Estas carillas reflejan la luz y la tonalidad de los dientes de forma completamente natural. El precio de los tratamientos con estas carillas se encarece por la alta calidad de los materiales, que influyen también en la calidad y durabilidad de los resultados.

Carillas de composite

El composite es un tipo de resina compuesta que también se emplea para realizar empastes. Las carillas fabricadas con este material se fabrican directamente sobre la superficie del diente. Son más sencillas de colocar, pero también menos resistentes y son más susceptibles al envejecimiento con el paso de los años.